Idea Vilariño. El Encuentro.

Todo es tuyo

por ti

va a tu mano tu oído tu mirada

(…)

Te lloraba al nacer

te aprendía en la escuela

te amaba en los amores de entonces

y en los otros.

Después

todas las cosas

los amigos los libros los fracasos

la angustia los veranos las tareas

enfermedades ocios confidencias

todo estaba marcado

todo iba

encaminado

ciego

rendido

hacia el lugar

donde ibas a pasar

para que lo encontraras

para que lo pisaras

Erosión. Miguel Ángel Feria.

Y si el dios fuese un director de orquesta

con dos batutas a la vez

en sentido disímil

de qué te servirá tu partitura

mejor sigue a lo tuyo

cíñete a los renglones

lanzando y relanzando

el térreo zapato judío

ahuyenta al forastero

mide la tierra paso a paso

lánzalo, lánzalo

vuelve a tu mano

noticiando más tierra

más cardo

menos tierra de dios

más endiosada tierra

polvo y cardo

juez de lo estéril

juez de la amnesia

tuya a imagen

y semejanza tierra

de cuanto santificas, judaízas,

orfaneas

los predios forasteros,

los despalestinas, los enviudas

y los tribalizas siete veces

a paso de arenal,

a leguas sitibundas, a sitios

trasijados:

allá por donde tu zapato pasa

hágase lo tuyo de lo por secar,

de lo por secar

lo Jerusalén.