Meena Kandasamy. Backstreet Girls.

Para la policía de la moral

Esta mujer, ella es la puta. Y esa chica

de ahí, ella es la insaciable. Y yo soy

la perra con tatuajes sobre la impúdica cadera.

Esta oscura dama ha bramado en su discurso,

Esta otra golpea oro como una bruja de medio tiempo,

Y yo soy una arpía con veranos en mi nombre.

Con las lenguas desatadas, tragamos soles.

Firmes como putas, desvestimos hombres al azar.

Sin sueño, hay polvo de estrellas en nuestros párpados.

Y sí, queridos míos, todas somos amigas.

No habrá sangre en nuestra cama matrimonial.

No somos aquellas a las que eliges para ser tu esposa.

No somos aquellas a las que puedes dar una sentencia de por vida.