Félix Moyano. Circular.

las drogas no hacen falta para qué

si ya no hay realidad de qué escapar

VICENTE LUIS MORA

te ves tan encerrado en tu interior

que ni siquiera el tiempo se involucra

en este juego extraño que mantienen

tus yoes ficcionales en sus mentes

das pasos automáticos caminas

hacia tu habitación pero una imagen

azul insostenible fragmentada

al fondo del pasillo en el espejo

te hace pensar en qué estarás haciendo

con tu vida hacia dónde te dirige

la tarde con sus grietas

y entonces el reflejo se detiene

y piensas más despacio que en verdad

los problemas carecen de estructura

y vuelves a tu cama con tus voces

y piensas que sus máscaras producen

un grito alucinógeno impreciso

de espacios invisibles subterráneos

que forman pasadizos de interior

donde las sombras saben que es probable

que ni siquiera el tiempo se involucre