Iván Rusch. La Mano.

Abro una mano y veo en ella letras, cifras, grados,todo, lo cruzado y análogo, el tigre y la hiedra, fin:Es esa palma la carta abierta que escribí al mundo,trozado en mí mismo, abierto en estacas,subido al lomo de un fuego vacío:Mano que, olvidada en escombros de caricias,fue madre de la lágrima, la contuvo, la volvióSigue leyendo “Iván Rusch. La Mano.”

Judith Santopietro. Nguixó.

Bosque de silencio: los clavos nocturnos de la remembranzadonde nace la yerba:se escucha un grillo en el intervalo de los tiemposy descubro la tristeza aún sonriente. Por el surco del armadillo resbala su voz el hombrecon sus pómulos de muerte alegre,miro la profundidad del ojo como una cañada de rocas,de raíces duras,de historia de brujos.MeSigue leyendo “Judith Santopietro. Nguixó.”