Juan Gelman. Después de Haber Mirado tu Retrato.

Después de haber mirado tu retratoy haberlo dado vuelta, no, despuésde haberte visto el saco solitario,los bolsillos, el taco taciturno,después de verte el pelo y la mejilla,has dicho sí señor por los relojes,has callado un minuto por ti mismo. Te has vuelto luego por la espalda, así,mirándote la nuca, el imposibleque allí arranca hacia elSigue leyendo “Juan Gelman. Después de Haber Mirado tu Retrato.”