Categorías
Poesía

Locus. Dime Adiós.

Mi lado oscuro nunca duerme.
Camina insomne por campos de trampas

que yo mismo siembro
y recojo como frutos de temporada.

Soy el veneno en mis tragos.
Me espero al fondo de cada copa

soñando con repartir el peso de mi dolor

entre las lágrimas por mi despedida.

Dime adiós,

deja que descansen mis huesos,

ya no los quiero.
Deja que duerman sobre sueños

y no me devuelvas a la tierra,

devuélveme a la música,

devuélveme al viento.

Hay jaulas que son el único refugio
para los que huimos de nuestra propia mente.

Hay cárceles donde podemos ser
por fin libres.

El tiempo te hace polvo y luego te sopla.

Dime adiós y brinda por mí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.