Categorías
Poesía

Marialuz Albuja Bayas. Hoy la Noche Invita a Respirar.

Hoy la noche invita a respirar

a abrir los ojos y a reconocerse

a cerrar la puerta

a escuchar el rumor de la luna

su indescifrable rodar que deja una estela en la oscuridad

y aquel sonido que no podemos diferenciar porque nació con nosotros

como grabado

signo

principio.

Hoy la noche invita al silencio.

Le hace un lugar en su cama

(tal vez más tarde le permita cobijarse bajo las mismas mantas).

Le ofrece un té caliente y le pide, por favor, que siga calladito.

Le cuenta que ya no puede brillar sola

como lo hacía en las primeras noches del mundo

cuando los animales y las plantas cantaban una melodía que ya nadie recuerda.

La noche le cuenta al silencio que el silencio tiene su propio sonido.

La noche le pide que siga a su lado porque hace tiempo no puede dormir.

Se muere de cansancio, de sueño, de soledad.

Necesita del silencio para sentirse acompañada

aunque lo perdió hace tanto que ya no conoce su nombre.

Tendrá que invitarlo a que la acaricie.

Tendrá que quitarse la ropa y mostrarle su cuerpo cansado,

envejecido a causa del insomnio.

Tendrá que perder el miedo a ser vista como es

sin los adornos de las luces callejeras,

sin el consuelo fugaz del neón.

Tiene vergüenza la noche.

Tanta vergüenza que ya mismo va a llorar.

Pero el silencio le pide que haga silencio

y despacio, muy despacio, se le acerca.

La noche, entonces, se ilumina como en el pasado.

Un brillo propio la desborda y la proyecta sobre la tierra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.