Categorías
Poesía

Ana Luisa Amaral. Una botánica de paz: visitación.

Tengo una flor

de la que no sé el nombre

En el balcón,

en común acuerdo

con otros aromas:

la flor del beso, un rosal,

una mata de hierba luisa

Pero esos son prodigios

de la mañana siguiente;

es que esta flor

generó hojas de verde

asombro,

minúsculas y leves

No la amenazan bomba

s ni románticos vientos,

ni misiles, o tornados,

ni ella sabe, aunque esté cerca,

de la sal inversa

que el mar trae

Y el cielo azul de Otoño

fingiendo Verano

es para ella una bendición,

con la poca agua

que le dio

Debe ser esto

una especie de paz:

un secreto botánico

de la luz

Una respuesta a «Ana Luisa Amaral. Una botánica de paz: visitación.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.