Categorías
Poesía

Margaret Atwood. La Canción de la Sirena.

Esta es la canción que todo el mundo
querría aprender: la canción
irresistible:

la canción que obliga a los hombres
a saltar por la borda en escuadrones,
aun cuando ven los cráneos varados en la playa,

la canción que nadie conoce
porque todos los que la oyeron
están muertos, y los otros no pueden recordarla.
Voy a contarte el secreto
y si lo hago ¿vas a librarme
de este traje de pájaro?
No lo disfruto aquí,
en cuclillas sobre esta isla,
contemplando, pintoresca y mítica,
con estas otras dos maníacas emplumadas.
No me gusta cantar
este trío fatal y prestigioso.

Voy a contarte el secreto a vos,
a vos y solamente a vos.
Acercate. Esta canción

es un grito de ayuda: ¡Ayudame!
Solo vos, solo vos podés,
porque sos único

a fin de cuentas. Ay,
es una canción aburrida
pero funciona siempre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.