Estefania Anguerya. Defensa del odio.

A la manera de Mario Benedetti

Defender mi odio a Octavio Paz como una trinchera

defenderlo del escándalo y el escarnio

de la censura y los censuradores

de los criterios pasajeros

y los definitivos

Defender mi odio a Paz como un principio

defenderlo del pasmo y la patada

de los neutrales y de la neurosis

de las duras infamias

y los torpes diagnósticos

Defender mi odio como una bandera

defenderlo del grito y la algarabía

de los ingenios y de las murallas

de lo pletórico y lo paradisiaco

y de la blasfemia y La Academia

Defender mi odio a Octavio Paz como un destino

defenderlo del miedo y de los ardores

de las subidas y las abatidas

de las distracciones y del oprobio

de la obligación de admirarlo

defender mi odio a Paz como una certeza

defenderlo del prójimo y la riña

de las fastuosas máquinas del tiempo

de la sequía y del relativismo

de los literatos optimistas

defender mi odio como un derecho

defenderlo de dios y del infierno

de las minúsculas y de la suerte

de los cuellierguidos y las ínfulas

del azur

y también del odio.

Publicado por El Rincón del Buscador

Soy un buscador nato. De la Belleza, del Erotismo, de la Poesía, de la Música. Espero que disfrutemos juntos de esta nueva aventura sensual que inicio hoy. ¡Cuéntame!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: