Bill Mohr. Un Milagro. Para Bob Flanaghan.

Aturdido por beber tequila anoche,

recuerdo que moví las brasas mientras

el alba sopló su neblina hacia un claro.

Bob cantaba y tosía, cantaba y tosía. Incluso entonces

me pregunté cuánto tiempo iba a aguantar.

Cada vez que se sacudía su cuerpo, me estremecí

pero amé su ingenio sagaz y contaminado.

Esta noche de nuevo está en el hospital, solo,

y este poema es como una mesera que merece

una gran propina –media cuenta– por decirme

que es hora de que deje mi café y vaya

a rescatarlo, a realizar el único milagro

que tengo permitido en esta vida, pero no, no es cierto

porque no es a Bob a quien yo debo salvar.

Publicado por El Rincón del Buscador

Soy un buscador nato. De la Belleza, del Erotismo, de la Poesía, de la Música. Espero que disfrutemos juntos de esta nueva aventura sensual que inicio hoy. ¡Cuéntame!

One thought on “Bill Mohr. Un Milagro. Para Bob Flanaghan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: