Paula Bozalango. Diciembre y nos Besamos.

En Corea del Norte ya se ha acabado el año.

Diciembre y nos besamos.

Fuegos artificiales

en la primera fiesta de sus vidas.

Descubrían atónitos

qué forma tiene el cielo.

En el último beso

del primer día juntos

las luces se apagaron.

El último cartucho de pólvora festiva

ya ha explotado, preferirán a ratos

no haber vivido nunca un fin de año

cargado de artificios,

ahora todas las noches

les parecen oscuras.

En el amor la pólvora

son gestos entregados

a un miedo que no quema,

si es que la pirotecnia es sólo un juego.

Si el aire de la noche nos recuerda

que en el negro no existen los colores

sin un fuego encendido,

vuelve a tomar mi mano,

que el azul se haga rojo,

el amarillo, día

y las noticias traigan la novedad que esperas,

la no verdad paciente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s