Isabella Leardini.

Hubiera querido quedarme en tu cabeza

como una melodía  que se te mete desde la mañana

o esas frases conocidas de las películas

que regresan de vez en cuando como algo que hace bien

te he dado el nombre…miles te di

sin embargo no enciende mis venas

saber que lo llevas, no me sacia.

Tú quedas como un signo a lo largo de la pared

que vuelve a  mostrarse apenas se cae una pintura,

cuajado entre los pliegues de las manos.

Y quizá tendré que llevarte siempre

en el aire que se levanta entre mis pasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s