Chenjerai Hove. Las Rojas Colinas del Hogar.

LAS ROJAS COLINAS DEL HOGAR

El Padre creció aquí
sintonizando el corazón
con el sonido del búho de las húmedas y verdes colinas,
más allá, el águila nadaba en el aire
mientras mamá hormiga cargaba
una desconocida víctima hacia un escondite conocido
demarcado en la vecina tierra familiar.

Aquí crecí,
el padre murió bajo tierra hace siete estaciones
y las noticias del sepelio
fueron lo único por sepultar.
Ahora el águila implume como carne soasada,
proclama la miseria de los cielos.
Mamá-hormiga jamás sale a la superficie, 
Para el padre suficiente carne hay abajo.
Las verdes colinas del hogar han muerto,
Rojas colinas atraviesan los cielos
y las sucias casas de los peones
viven bajo la amenaza del bulldozer
Ayer Sabhuku Mannyonga sintió la opresión
De manos musculosas contra su pecho
Y ahora vive en el exilio ebrio.

Rojas colinas han vuelto
con heridas cuyo pus sofoca al peón 
su pequeño hijo duerme
Conociendo sólo frágiles sueños de gozosos reflejos de luna.
Muriendo también están las canciones
De las estaciones que el padre alguna vez cantó
Rojas colinas y el humo del trueno humano
Saquea la tierra bajo contrato.

Si el padre emergiera de entre los muertos
seguramente no conocería
el verdadero hormiguero que abraza su sangre
sepultado con el cordón umbilical.
Aquí, sobre este campo
una vez la tierra yació preñada
mas ahora la sagrada colina sangra
despojada incluso de su buen nombre,
sus vacas sagradas son ordeñadas
por manos agobiadas y hambrientas 
cuyas bocas devoran hombres
tragados por la garganta del gigante de Eerie
sentados donde alguna ves fluiste tú
en serena agua bendita.

Rojas colinas y el aroma del exilio,
Chipo murió esta mañana
no más cantos funerarios desgarrando el aire
tampoco nos sentimos seguros de sepultarla
sabiendo que mañana el bulldozer vendrá
a esparcir estos huesos famélicos.

Rojas colinas, y el aroma del exilio
Exilio que respira sobre nuestros hombros 
en una carrera que luce ya desesperada
Rojas colinas, y el pulso del exilio
que nos dice que éste no es ya nuestro hogar. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s