Ashley Opheim. Justo Sobre mi Corazón.

Con mis últimos cuatro dólares compro

una mostaza Dijon de cuatro dólares.

Un color que nunca antes había visto

sale de mi nariz.

Consumir es un acto de fe.

Estoy fumando de nuevo.

Una barredora de nieve golpea mi bicicleta quitándole el candado

y la arrastra.

Imagino que mi corazón está corriendo

por la autopista, sin arrastrar nada.

Termino Norweigan Wood de Haruki Murakami

“Es muy triste,” digo.

Pongo un cristal en mi brazo

justo sobre mi corazón y proyecto desde él.

Aloha, aroha, alofa, auinalā, aural:

le pongo delineador con brillantina a mis pestañas inferiores.

“Las palabras provocan significado,” digo,

“no quiero sentirme atrapada por el amor.”

Recojo las partes muertas de las plantas

cuando nadie me mira.

A veces las partes que parecen muertas

son en realidad sus raíces.

Las plantas semi-mueren.

El vinil se salta seis veces:

tengo que levantarme.

El sonido de un helicóptero-

una luz morada a través del cielo.

Necesito $3,000 para mañana

o estoy jodida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s